Imagen

Imagen

Ingredientes
Para el bizcocho
120 gr de azúcar
4 huevos
120 gr de harina
Un pellizco de sal
1 cucharada de levadura royal

Para la crema pastelera
500 ml de leche
4 yemas
70 g de azúcar
40 g de maizena
1/2 vaina de vainilla
37 g de mantequilla (la mantequilla es opcional pero con ella queda más consistente)

Para el relleno de nata de cacao
500 ml de nata
70 g de azúcar glas
40 g de cacao en polvo Valor

Para el almíbar
100 gr de azúcar glas
1 vaso de agua
½ vaso de brandy

Para la cobertura de yema
150 gr de azúcar
50 ml de agua
4 yemas de huevo
1 cucharada de maicena

Para adornar
Azúcar moreno para quemarla con el soplete
Almendras tostadas fileteadas
Algún pariente para ponerlas.

Preparación del bizcocho
Para no acabar hasta el moño de la tartita, os aconsejo hacer el bizcocho la tarde de antes.

1. Precalentar el horno a 180˚.
2. Poner las yemas en un bol y mezclar bien con el azúcar hasta que blanqueen.
3. Montar las claras a punto de nieve fuerte y mezclar con las yemas con movimientos envolventes ayudados por unas varillas.
4. Añadir poco a poco la harina tamizada y la levadura, y por ultimo un pellizco de sal. Envolver cuidadosamente hasta que toda la masa esté integrada.
5. Hornear a 180˚, calor arriba y abajo, durante 30 minutos.
6. Dejarlo enfriar en una rejilla.

Preparación del almíbar
1. En un cazo poner el agua y el azúcar. Cuando hierva, añadir el brandy y dejar unos minutos hasta que reduzca.
2. Poner a enfriar.

Preparación de la crema pastelera
Calentar la leche con la vainilla quitados los granos de dentro y también con la vaina.
Por otra parte mezclar las yemas, el azúcar y la maizena.
Cuando la leche hierva, equilibrar la temperatura (es decir, echar un poco de la mezcla caliente sobre la fría, mezclar, y luego ya incorporarlo todo) y pasarlo todo por el chino. (La vainilla se puede guardar para decorar o incluso para usarla otras veces).
Hervir la crema unos 3 minutos moviendo enérgicamente la varilla.
Retirar del fuego, añadir la mantequilla en trocitos pequeños y mezclar bien.

El relleno de nata de cacao
1.Empezar a montar la nata. Cuando haga dibujo añadir el azúcar. —Dejar como 200 gr para la cobertura lateral —.
2.Añadir el cacao en lluvia, no todo de golpe y mezclar bien. Reservar en la nevera.

Preparación de la cobertura de yema
1. Hacer un almíbar con el agua y el azúcar en un cazo no muy grande. Dejar cocer unos 5 minutos y retirar del fuego para que se temple.
2. Mezclar las yemas con la maicena en un bol, y remover bien con unas varillas.
3. Poner el cazo al fuego otra vez y añadir el preparado de las yemas mezcladas con la maicena, y remover con las varillas hasta que espese.
4. Poner en un cazo más grande —donde pueda caber bien el que estamos trabajando— agua muy, muy fría.
5. Retirar del fuego la crema de yemas. Meter el cazo donde las hemos hecho dentro del cazo mayor con agua fría, y seguir dándole vueltas.

Montaje
1. Cortar el bizcocho en tres planchas horizontales del mismo tamaño.
2. Preparar la fuente donde vayamos a presentarla.
3. Preparar cuatro tiras de papel de aluminio, formar una corona circular con ellas, y colocar debajo de la primera capa de bizcocho, con el fin de que el sobrante de la nata de la cobertura lateral caiga a este papel y al retirarlo quede el plato de presentación perfecto.
4.Sobre la primera base, verter almíbar —no en exceso para que no se rompa cuando sirvamos—. A continuación, poner la crema pastelera.
5. Poner la segunda plancha encima y mojarla con el almíbar. Poner la nata con cacao.
6. Colocar la tercera capa de bizcocho, y bañarla en almíbar. Hay que tener en cuenta que poco a poco iremos cogiendo el truquillo del almíbar, si ponemos mucho, al cortar queda feo, y si ponemos poco, el bizcocho queda un poco seco. Así que el punto ideal se coge practicando. Además, cuando la sirvo procuro tenerla muy fría para que el corte sea bonito.
7. Poner finalmente la cobertura de yema —deberá estar muy espesa—, espolvorear con azúcar moreno, y quemarla con un soplete.
8. Limpiar bien los laterales con la espátula, y proceder a repartir el resto de la nata que teníamos reservada por la pared vertical de la tarta.
9. Tostar las láminas de almendra en una sartén unos minutos moviendo constantemente, pero con cuidado, para que no se rompan, hasta que se doren.
10. Poner las láminas con paciencia.
11. Dejar enfriar unas horas.
receta adaptada de Webos fritos y Dulses Helen´s

Anuncios